El 45% logró la jubilación por la moratoria previsional

29/03/14

Las jubilaciones vigentes por moratoria suman 2.701.342 y representan el 45,5% del total de beneficios del sistema.

Equivalen al 34,8% del gasto previsional ya que esos jubilados perciben montos más bajos, iguales o cercanos al haber mínimo.

En total la ANSES está pagando 5.938.952 jubilaciones y pensiones por casi $ 20.000 millones por mes. Eso arroja un haber promedio de $ 3.350 por mes. Pero por el cobro de pensiones el haber promedio en febrero fue de $ 4.030.

Según el ANSeS, de las jubilaciones por moratoria de 2013 surge que los beneficiarios justificaron o regularizaron por este sistema 17,3 años. El resto, para completar los 30 años que se requieren como mínimo para la jubilación, fue cubierto con aportes previos y aportes como trabajador independiente posteriores a septiembre de 1993. Los años anteriores a esta fecha son los que pueden ser regularizados a través de la moratoria.

De aquí se desprende que, sin la moratoria, todo este universo de gente no hubiera podido jubilarse porque, además de la edad (60 años las mujeres con opción a los 65, y 65 los varones), está el requisito de los 30 años de servicios con aportes. En una gran proporción se trata de gente que total o parcialmente se desempeñó “en negro”. Aún hoy el trabajo no registrado o informal alcanza al 33,5% de los asalariados (más de 4.000.000 de personas), de acuerdo al último informe del IV trimestre de 2013 del INDEC.

Igual, es sabido que mucha gente de buenos recursos pudo jubilarse o está haciendo el trámite a través de la moratoria aunque nunca trabajaron. En especial mujeres que declaran años trabajados como personal doméstico.

Por esta razón, el titular del ANSeS, Diego Bossio le dijo a Clarín que “la totalidad de las altas que presentan servicios como trabajadores de casas particulares son verificadas previamente al otorgamiento del beneficio. Y en forma adicional al conjunto de verificaciones internas, se realiza una inspección en el domicilio de quien solicita el beneficio y del dador de trabajo declarado en la solicitud del beneficio.

Ismael Bermúdez

Clarin.com