Varios fallos ordenan recalcular haberes de jubilados de AFJP

Seguridad social / Sentencias de primera instancia

Tres juzgados dieron la razón a personas que pedían cobrar según la fórmula del reparto.

Por lo menos tres juzgados previsionales de primera instancia resolvieron darles la razón a personas que se habían jubilado según las reglas del sistema de capitalización y reclamaron luego que se les recalculen sus haberes mensuales en función de la fórmula del régimen de reparto. El tema es controvertido en la Justicia, porque también hay juzgados que rechazaron ese tipo de demandas.

En el caso más reciente, la jueza Alicia Braghini, del Juzgado N° 3, resolvió días atrás en la causa “Fernández, María del Carmen c/Anses s/reajustes varios”, que la parte del ingreso correspondiente a los 4 años y 2 meses en que la beneficiaria había aportado a una AFJP se recalculen como si hubiera estado en reparto.

Y que sobre la nueva cifra obtenida -siempre garantizando que no sea más baja que la actual- se calculen los ajustes por movilidad otorgados en los últimos años, incluido el aumento por el período de 2002 a 2006 según el criterio fijado por la Corte Suprema en el caso Badaro -seguir la evolución de los salarios, como mínimo-, que el Gobierno no admite otorgar por la vía administrativa.

Según explicó el abogado Adrián Tróccoli, que patrocinó a la demandante, lo que hace la sentencia es ordenar que se aplique un artículo de la ley 26.425 -la reforma previsional que se aprobó a fines de 2008- en favor de quienes en aquel momento estaban jubilados. Se trata del artículo 3, que dispone que los aportes realizados por los trabajadores dependientes o autónomos a una AFJP sean considerados -a partir de la eliminación de las administradoras- “como si hubiesen sido prestados al régimen previsional público”.

“La ley se olvidó de los que ya estaban jubilados y habían sido perjudicados”, sostuvo el abogado. Lo novedoso, agregó, es que estos fallos reconocen el derecho, que debe ser aplicado por el Estado, a que se calculen las prestaciones de la misma manera para todos los que habían sido afiliados a una AFJP, sin importar si ya se habían jubilado o no al momento de la sanción de la ley.

Según estimó, en la gran mayoría de los casos la porción de un haber previsional que corresponde al ahorro capitalizado es inferior a lo que hubiera correspondido en reparto.

Hay razones que explican esas diferencias: una es que el sistema de capitalización había sido pensado para el ahorro de largo plazo, y si bien en su momento varios analistas advertían que no era conveniente para personas que no estaban muy lejos de jubilarse, tanto desde el Estado como desde las administradoras se incentivó la afiliación. El sistema, de hecho, no llegó a tener jubilados puros (que sólo hayan hecho aportes a las AFJP), ya que estuvo vigente durante poco más de 14 años.

Mejora

Otro factor que incidió fue que en los últimos años el sistema de reparto mejoró su fórmula de cálculo respecto de las condiciones que existían durante los primeros tiempos de la convivencia entre ambos regímenes. Hoy se paga el 1,5% del salario promedio de los últimos 120 meses con aportes -previa actualización de los montos según un índice dispuesto por la Anses-, multiplicado por la cantidad de años aportados (hasta un límite de 35 años). Por el lado de la capitalización, además, una medida había dispuesto una reducción del aporte que duró varios años, llevando a que los montos ahorrados fueran inferiores en comparación con los que podía preverse inicialmente.

La mejora que se podría obtener en función de estos reclamos judiciales es muy variable y depende tanto de la cantidad de años que se hayan aportado a la capitalización como de los niveles de ingresos. Esos factores determinan qué parte del haber mensual corresponde a los aportes hechos a la capitalización.

El año pasado se había conocido ya un fallo de la justicia federal de Mar del Plata, que en el juicio promovido por Rafael Vitiello había resuelto el recálculo del haber inicial, por los 13 años que el afectado había aportado a una administradora. Entre los radicados en la Capital, hubo sentencias favorables en los juzgados 3, 5 y 7.

Según Tróccoli, las mejoras por movilidad derivadas de los fallos impactan con más fuerza si se trata de alguien que cobra bajo la modalidad de una renta vitalicia, donde los montos tuvieron menores ajustes..

Fuente: lanacion.com